Cuidados para tus joyas

1) Evita usarlas en la pileta, mar o playa.

2) Evita el contacto con cualquier químico.
El químico mas común en este caso es el perfume. Espera a que se seque y después ponete la pieza. El alcohol es capaz de manchar las piezas y en el caso de el bronce con baño en oro puede disolver la fina capa que recubre la pieza. Peor aun si la pieza es de acrilico, el plastico se puede hasta perforar dependiendo de la cantidad.

3) Limpiala con un paño suave.
Hay pañitos especiales para este fin hechos de franela. Frota la pieza suavemente hasta que recupere su aspecto brillante.

4) Si tu joya tiene textura, dale brillo al frotarla levemente con bicarbonato.
Esta tecnica se aplica principalmente a las joyas de plata que tengan un acabado texturado. Tomá un poco de bicarbonato y un cepillo de cerdas. Humedecé un poco la pieza y frotá suavemente.

5) Si tu joya es de bronce, podés limpiarla con bicarbonato y vinagre
Colocá la pieza en un contenedor y espolvoreala con bicarbonato. Luego volcá vinagre blanco y verás como las burbujas hacen su trabajo. A continuación podes darle más brillo con un paño de franela para joyería.

6) Guardalas en un lugar seco y sin amontonar.

Newsletter

Redes Sociales

Contactanos